CUSHMAN

CDMX, México

La historia de la rehabilitación de este espacio se remonta a cuatro meses en los cuales se mudó al personal a oficinas temporales y se rediseñó el sitio con la visión de homologarse con los nuevos estándares internacionales de la empresa y de cumplir con los requerimientos laborales locales. Se obtuvo, además, la certificación LEED, WellBeing con el Distintivo A, de forma que estas oficinas fueran incluyentes tanto para empleados como para visitas.

Se generó un ambiente saludable, en el que se reduce el consumo entre un 20 a un 40% provocando una menor huella de carbono gracias al ahorro energético, 20 al 30% de ahorro de agua, la prohibición del uso de botellas PET. A lo anterior se suma el uso de materiales de bajo impacto ambiental como madera reciclada, chapa de bambú de rápido crecimiento, iluminación con tecnología LED con controles de presencia y movimiento.

En el área abierta se colocó un plafón orgánico construido por tiras suspendidas de Tekne Rollo, el cual tiene un prodigioso sentido señalético e indica el recorrido espacial hacia una generosa vista del complejo Arcos Bosques, confiriéndole una sensación de infinitud. Se instalaron paneles acústicos en las salas de juntas; los muros se edificaron en concreto para otorgar solidez a los elementos de verticalidad.

El plafón mantiene un diálogo constante con el espacio: marca el ritmo de las mamparas, acentúa los centros de trabajo, señala puntos de reunión, establece áreas con diversas tramas y geometrías. Un espacio incluyente para el trabajo con lugar para todos, donde la luz natural juega un papel protagónico y se exalta con la presencia de cristales curvos que permiten la privacidad acústica y la fluidez de la circulación dentro de los espacios.

La distribución es congruente con el sentido de trabajo que tiene Cushman & Wakefield: Área de Collision Center para el encuentro entre clientes y brokers, reuniones entre equipos, área de trabajo general. Cada quién tiene su espacio de trabajo, pero también tiene un espacio para reunirse. Existe una relación de 1.5 lugares no fijos contra los asignados; la conectividad y la tecnología forman parte primordial en el proyecto ya que se instaló la última tendencia y que al mismo tiempo se puede actualizar al paso del tiempo. Telefonía por IP y Wireless para cada usuario y espacio.  Para las reuniones con los clientes, se cuenta con una pantalla de Inmersión Urbana para efectuar presentaciones no sólo visuales, sino sensoriales.

Este espacio inspira a una forma de trabajo diferente. Invita, convoca, integra. Habla de una productividad total en su versatilidad al reunir equipos, congregar grandes grupos y al conferir privacidad para la individualidad. Un lugar flexible bajo un plafón en el que confluye un mar de diseño de vanguardia que le otorga un sentido de dinamismo, presente en la concepción de este insólito espacio interior.